Navegando a vela alrededor del mundo

motor

Restauración 19. Tubo de escape

Escrito por sailingalea 01-05-2008 en General. Comentarios (1)

Hace tiempo que tenemos en la cabeza la idea de chorrear el casco y la cubierta para meternos en el tema de la pintura exterior y que se vea que el barco adelanta, mejora...

 

Pues bien. Hace unos días -¿semanas?- nos pareció que ya estábamos preparados para ponernos a ello y antes de mover ficha decidimos hacer una lista de las cosas que podían faltar para poder empezar esa tarea.

 

Lo importante es que una vez esté limpio y pintado NO queremos volver a soldar ni usar la radial, así que cualquier tarea que requiera de esos dos trabajos tiene que quedar hecha antes.

 

Aunque nos parecía que casi todo estaba, nos sentamos en cubierta con una libreta y un boli y fuimos repasando, pasito a pasito todo lo que pudiera faltar: la lista ocupaba más de un folio!!!. Es increible el número de cositas y pequeños detalles que se necesitan. Hay ratos en los que parece que no vamos a acabar nunca -es más, hay quien me dice que en un barco el trabajo no se acaba nunca... y puede ser cierto, yo me conformo con que esté listo para navegar- pero intentamos no desesperar.

 

Voy a ir explicando cada uno de ellos en los próximos días. Hoy empiezo con el tubo de escape del motor.

 

Como ya habéis visto hemos cambiado el motor. Aunque ya está cómodamente instalado en su sitio el trabajo no se ha terminado. Entre otras cosas el tamaño de la salida de humos del nuevo "choquero" es mayor que la del anterior -por motivos de normativa ambiental- y eso implicaba modificar el agujero en el casco (o sea, trabajo previo a la pintura).

 

Pues nos pusimos a ello y este es el resultado

 

Así era el tubo de escape original

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/tubo1.jpg 

 

Tomamos la medida del nuevo y con la radial Johan hizo el nuevo orificio (alucinada estoy con el manejo que tiene con la radial ¿habéis visto que redondito y que perfecto???)

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/tubo2.jpg 

 

y a continuación sólo quedaba probar si el nuevo encajaba como debía

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/tubo3.jpg 

 

y SÍ, queda así de bonito, aunque por ahora lo hemos desmontado, guardado y "tapiado" el hueco con una madera hasta que el casco esté pintado

 

Ya hemos tachado la primera de las cosas de la lista... pero quedan un montón más!!!

 

nosotros seguimos trabajando

Restauración 16. El nuevo motor 2ª parte

Escrito por sailingalea 06-04-2008 en General. Comentarios (4)

Seguimos con la llegada del motor... pero antes voy a remontarme un poco atrás y os contaré cómo decidimos comprar ESTE motor

 

Ya expliqué que la decisión de comprar uno nuevo fue algo que maduró lentamente: mucha gente nos recomendaba intentar "salvar" al viejo; escuchamos con atención todas las opiniones pero finalmente optamos por el cambio.

 

Desde aquí dar las gracias a Emma y Víctor (os recomiendo su libro "De Montserrat a los mares del sur, de Emma Mora ed. Noray) que desde su experiencia nos animaron al cambio

 

o sea, nuevo motor sí, pero ¿cuál???

 

También aquí las opiniones han sido muchas y muy diversas. Hemos mirado Nanny, Perkins, Solé, Yanmar, Volvo... cada uno con sus convenientes y sus inconvenientes.

 

Varias cosas nos han hecho decidirnos por un Volvo Penta.

 

La primera ha sido una intuición de Johan desde el primer momento; no es muy científico... pero es lo que hay

 

La segunda la opinión de dos buenos amigos conocedores de los motores: José Carlos y Carles.

 

La tercera y fundamental es la posibilidad de conseguir repuestos de manera más o menos sencilla en la mayoría de rincones del planeta: otras marcas ofrecían mejor precio pero el servicio técnico a nivel internacional no era tan abundante y tener que volar a Dios sabe dónde para conseguir un repuesto no nos parecía nada atractivo.

Es cierto que los recambios no son especialmente baratos, pero salimos con un motor nuevo y lo vamos a mimar... esperamos que lo de los recambios tarde en ser necesario

 

o sea, que íbamos a comprar un volvo-penta, pero ¿cuál????

 

yo pensaba que esto no era tan complicado!!!

 

El antiguo motor tenía algo más de 100 Hp pero buscando información en internet y en foros y en libros, etc. Johan me explicó que existe una fórmula matemática que te permite saber cuál es la mayor potencia en caballos que se le puede aplicar a una hélice antes de que ésta empiece a cavitar (para quien tenga curiosidad http://www.alberg30.org/maintenance/MechanicalPropulsion/Propeller/propcalc.xls)

 

La potencia máxima que admite nuestra hélice es de 80 hp aproximadamente

 

Puesto que no podemos poner una hélice más grande -o hemos de poner una de cinco palas y no era nuestra intención- decidimos comprar un Volvo Pent D2 75 hp

 

y después de tantas mediciones, meditaciones y resoluciones... el motor llegó y fue como si hubieran llegado los Reyes Magos fuera de temporada

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/cho1.jpg 

 

y era así de guapo

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/cho2.jpg 

 

Para subirlo, sólo hubo que repetir una operación ya conocida pero a la inversa: volvimos a llamar a nuestro amigo de la grua... y para arriba!!!!

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/cho3.jpg 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/cho4.jpg 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/cho5.jpg 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/cho6.jpg 

 

y así el motor se encontró con esa cama tan bien dispuesta que habíamos preparado para él !!!

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/choq7.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/choq8.jpg 

 

Ahora sólo me queda explicar que a determinados elementos del barco los estamos bautizando con un nombre propio -hemos coincidido con más navegantes que lo hacen de forma que debe ser una modalidad de locura que viene dada con el velero- y nuestro nuevo motor se llama CHOQUERO.

 

Sabéis que somos asiduos del foro de La taberna del puerto (www.latabernadelpueto.com) y ahí uno de los foreros nos ha demostrado un cariño y unas ganas de ayudar desinteresadas que nos han hecho sentirnos próximos a él sin conocerlo. Ha compartido su saber -que es mucho- con nosotros y ha respetado nuestras decisiones -que no siempre coincidían con las que habría tomado él-

 

Además nos ha explicado que Choquero es el nombre por el que se conoce a las gentes navegantes de Huelva.

 

Y este es nuestro pequeño homenaje a un amigo.

 

Así que ahora Choquero -o Choquerillo- está en su sitio deseando rugir por los mares y océanos, pero aún tendrá que esperar un poco!!

 

seguimos trabajando...

 

 

Restauración 15. El nuevo motor 1ª parte

Escrito por sailingalea 27-03-2008 en General. Comentarios (0)

 

 

Aquí estamos de nuevo!!!

 

Después de la aventura del chorreo, han llegado trabajos más constructivos y Johan ha podido volver a la soldadora a la que no sé si le está cogiendo cariño pero con la que se maneja cada vez mejor. Aquí os dejo una bonita vista en picado de su "taller"

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot.jpg 

 

El objetivo era hacer el soporte para la conexión entre el eje y el motor con los elementos que hemos incorporado.

 

Aprovechando unas planchas de acero de las que disponíamos diseñó, cortó a medida y soldó el soporte. El acero es de un espesor de 15 y 20 mm... puede que un poco sobredimensionado, pero en el mar todo es poco -o eso me dice- así que más vale pasarse de previsor que tener un disgusto!

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot1.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot2.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/motoo.jpg 

 

Mientras tanto en el interior yo iba... pintando cómo no. Teniendo en cuenta que es una zona especialmente sensible y que no será sencillo acceder a ella cuando el motor esté instalado en lugar de las cinco capas de pintura del resto del barco... le hemos dado siete!!!

 

su aspecto incial

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot3.jpg 

 

 

Para no equivocarnos -ya tuvimos suficiente con las medidas del tanque de aguas negras- Johan ha hecho un "dummy" o "motor de pruebas" con las dimensiones del original que son necesarias para ajustar las patas, el ángulo del eje y demás aspectos técnicos

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot.6.jpg

 

primera capa de pintura y primera prueba de soportes (o patitas)

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot4.jpg 

 

 

y este es el aspecto final... una maravilla (aunque esté mal que yo lo diga)

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot0.jpg

 

Para empezar, en la instalación del antiguo motor nos encontramos con la sorpresa de que el eje era demasiado corto. Sólamente estaba encajado 2 centímetros dentro de la pieza que lo engarzaba con el inversor, cuando debería estarlo alrededor de 12 cm y esa falta de tamaño la heredamos: hemos comprado un nuevo eje.

 

Tras poner el eje nuevo y antes de cortarlo para dejarlo en la medida perfecta, volvimos a realizar mil medidas... para no fallar.

 

Hemos instalado un prensa-estopa estanco de PPS; funciona con fricción de carbono e inox y de ese modo nos evitamos cualquier entrada de agua

 

 http://sailingalea.blogspot.es/img/mot7.jpg

 

A continuación un cojinete que hace que la fuerza de la hélice empuje directamente contra el casco evitando que lo haga contra el inversor del motor

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot9.jpg 

 

 

Después hemos instalado un Hydrodrive, un acoplamiento flexible para el motor que permite que éste no requiera de una alineación perfecta y aisla las vibraciones del motor con respecto al casco

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot11.jpg 

 

Y el conjunto queda así de bien... ya sólo falta que el motor llegue a su sitio

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mot10.jpg 

 

 

las fotos y el relato dentro de unos días

 

 

Restauración 10. El motor 1ª parte

Escrito por sailingalea 23-01-2008 en General. Comentarios (2)

Hoy ha sido un gra día

 

La decisión de cambiar el motor o intentar "salvar" el que había en el barco ha sido de las que nos ha hecho perder más horas de sueño (bueno, a Johan más que a mí, ya que sobre él recae la mayor parte de la logística!!!) y finalmente hemos decidido comprar un nuevo motor y hoy hemos sacado el viejo.

 

El motor del Alea llegó al velero de segunda mano, tiene actualmente unos 30 años y no queda del todo claro si tiene muchas horas a sus espaldas,  pero todo indica que no.

 

Es un Volvo Penta MD 32 A de 106 caballos, 6 cilindros. Mucha gente nos ha recomendado su revisión y puesta a punto ya que los motores de esa época eran fuertes y daban muy buen resultado. Era posible que le quedaran aun un buen número de horas de servicio.

 

En contra de estos argumentos está el hecho de que ha estado parado durante al menos 6 o 7 años y eso no es bueno para el motor. Además no sabíamos si lo habían dejado preparado para una larga temporada de inactividad.

 

Nos daba miedo hacer una inversión importante en arreglos que no sabíamos si iban a dar el resultado deseado y por encima de todo parecía que no era fácil encontrar recambios...

 

Después de escuchar a todas las opiniones, bienintencionadas, argumentadas, etc y de escuchar a nuestro corazón optamos por el cambio

 

Vamos a iniciar el viaje de nuestra vida y no queremos que un mal funcionamiento del motor nuble nuestra ruta. Queremos partir en las mejores condiciones y preferimos renunciar a otras cosas, pero el motor es básico !!!

 

Tomada la decisión teníamos que sacar el viejo motor del barco. Para ello empezamos por dejarlo libre de las fijaciones que lo sujetaban al casco

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/motor.jpg 

 

Es un motor GRANDE. Parecía posible sacarlo por el portillo de entrada pero iba de milímetros. Era una maniobra muy compleja y deberíamos encontrar alguien que manejara la grúa con maestría, proteger los muebles de la mejor manera posible y encomendarnos a todos los santos... o hacer un buen agujero para facilitar las cosas.

 

Siendo el barco de acero, la solución de cortar y soldar siempre es un recurso.

 

Así que, radial en mano, retiramos el suelo de la bañera

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/motor1.jpg 

 

Y el motor vio la luz

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/m.jpg 

 

Habíamos contratado una grúa que ha llegado con una puntualidad británica... y hemos empezado la maniobra: sujetar el motor con cadenas, un cabo adicional para poder ayudar con una pequeña poliplast, ajustar los movimientos al reducido espacio, y voilà!!!

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/motor3.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/motor4.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/motor5.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/motor6.jpg 

 

Hemos tardado meses en decidir el cambio de motor.

Hemos pasado semanas analizando cuál era la mejor forma de sacarlo.

Hemos pasado días considerando qué grúa, en qué modo.

Hemos pasado horas preparándolo todo (sacar el suelo, desatornillar, etc).

y hemos tardado 16 minutos en sacarlo del barco.

 

Ahora un nuevo motor... pero eso será otro día porque todavía tenemos que sanear el espacio dónde estará, darle las correspondientes capas de pintura y demás,  que aquí todo lleva su tiempo!!!