Navegando a vela alrededor del mundo

mastil

Restauración 31. Mástil 3ª parte

Escrito por sailingalea 17-08-2008 en General. Comentarios (2)

 Supongo que a estas alturas ya ha quedado claro que en este equipo de trabajo, Johan es el que planifica y organiza. Mis conocimientos sólo dan para ayudar, aprender, opinar (bueno, a estas alturas ya tengo casi un máster en pintar a brocha)... pero es evidente que no para decidir qué radar es más conveniente o cómo hacer una lámpara de leds.

 

Por eso la cabeza de Johan -a veces- viene a ser como una cafetera a presión.

 

Hay mañanas que cuando lo despierto con un "el café está hecho", él -casi sin abrir los ojos- me dice "creo que ya sé como solucionar lo del desagüe de la ducha".

 

Para liberar la carga de no olvidar esto o aquello, para organizar el trabajo, para tener una visión más global, nos hemos acostumbrado a hacer listas de tareas

 

Johan dice que en el ánimo de un hombre, o sea, en su ánimo, no cabe una lista de quehaceres de más de dos folios. Así que empezamos con listas genéricas y sólo cuando abordamos un tema concreto hacemos su propia lista detallada (lista que no puede superar los dos folios, claro!!)

 

Así que aunque yo pensaba que la tarea "mástil" era poca cosa, la lista nos salió larga y ni el buen trabajo de instalar el sistema de carriles ni la fantástica pintura daban el tema por cerrado, ni mucho menos

 

¿que qué faltaba?????

 

Para empezar, siendo originalmente un palo con enrollador, la cabeza no tenía roldanas para los cabos de la mayor y amantillo, así que nos tocó modificarla.

 

Como lo de soldar aluminio ya se nos escapa (y no tenemos la soldadora adecuada) recurrimos a una empresa que nos hiciera el arreglo soldando unas pletinas

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo1.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo2.jpg 

 

 

 

El siguiente paso fue conseguir roldanas de la medida adecuada

 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo3.jpg 

 

 

Y a continuación pasamos por el lugar adecuado unos cabos provisionales que en el momento adecuado sustituiremos por los nuevos. De momento ahí hemos dejado los cabitos con etiquetas para saber cuál corresponde a qué.

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo4.jpg 

 

 

Y si lo de pasar los cabos por todo el palo tubo su gracia, ni os cuento lo de pasar todos los cables eléctricos. Ni idea tenía yo de que el mástil tuviera tantas cosas: que si las luces de navegación, que si el radar, que si el altavoz, que si...

Utilizamos un pasacables de electricista y a veces algo de ingenio para conseguir que todo llegara a su sitio.

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo5.jpg 

 

 

Y a partir de ahí, a instalar

 

 

La luz de tope

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo8.jpg 

 

 

El soporte del radar,

el altavoz para las señales acústicas

 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo9.jpg 

 

 

En lo más alto, la antena de la radio, el sensor de viento, la veleta y la luz de fondeo. Como teníamos una tricolor, la hemos conservado como repuesto por si las habituales fallan, y la hemos coronado con una luz de led para el fondeo. Ahora tenemos nuestro pequeño faro particular

 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo10.jpg

 

 

¿ya está listo el mástil para volver a su sitio?????

 

NOOO, todavía había cosas de la lista sin tachar

 

Hemos puesto peldaños para subir hasta la primera cruceta y un par en lo más alto para hacer más cómodos los trabajos de altura.

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo6.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo7.jpg 

 

 

Hemos restaurado y pintado las crucetas

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/palo11.jpg 

 

 

Y ahora, parece, que SÍ... o eso esperamos!!!!!!!!!!!!

 

A pesar del calor, del cansancio, de la falta de vacaciones, tenemos la impresión de que agosto está siendo un mes fructífero. Será que sentimos que el agua ya está cerca y eso nos empuja.

 

Así que nosotros -incluso en domingo- seguimos trabajando

Restauración 30. Mástil 2ª parte

Escrito por sailingalea 12-08-2008 en General. Comentarios (2)

Cuando decidimos bajar el palo hubo mucha gente que se sorprendió y nos preguntó el por qué. Si llego a saber todo el trabajo que traía detrás el tema, yo también lo habría estudiado con más calma...

 

Ahora hablando en serio, la decisión de bajar el palo para repasarlo hasta el último detalle ha sido acertada ya que nos ha permitido, para empezar, cambiar el sistema de enrollador por el de los carriles y "yaquestoy" lo hemos dejado casi casi como nuevo!!!

 

Aunque cuando vimos el barco nos pareció que el mástil estaba perfecto y era de una buena marca, etc, etc, al tenerlo a bajo vimos que tenía diferentes arañazos: eso había que arreglarlo

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas1.jpg 

 

 

Así que aprovechando que una tarde había refrescado, quitamos la pintura que estaba suelta con la misma brocha con la que habíamos limpiado el molinete

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas2.jpg 

 

Ahora ya me sabía los pasos a seguir -que si algo estoy haciendo este año y con este proyecto es aprender, aprender  y aprender- de modo que lo siguiente era la imprimación para aluminio.

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas3.jpg 

 

Una vez imprimado, le dimos una capa de poliuretano -del mismo color que utilizamos para la cubierta- y parecía que había sufrido un terrible ataque de sarampión!!!  Tocaba lijar todo el palo para igualar las pinturas y después darle una manita a todo para dejarlo impecable

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas4.jpg 

 

 

Vamos a pintar el casco nosotros mismos y hemos decidido hacerlo a pistola. Por lo tanto pintar el mástil era una ocasión perfecta para ir cogiéndole el pulso a la pistolita y llegar con un mínimo entrenamiento al barco.

 

Antes de la pintura el encintado de todos los elementos que no debían pintarse

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas5.jpg 

 

Hemos conocido a un colega, propietario también de un barco de acero, en el mismo náutico y se ofreció a venir a echar una manita; ahí estuvieron Johan y Mochi toda una mañana: que probamos con tu pistola, que ahora con la mía, que un poco más de disolvente, que si ahora me cae un llorón de pintura, que si por aquí o por allá. El resultado no fue de cine -la cervecita en buena compañía de después del trabajo sí- pero íbamos pillando la idea de esta modalidad de pintura.

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas6.jpg 

 

Los desperfectos se solucionaron con lija y una nueva mano -así un par de veces- hasta que nos pareció que el resultado era razonablemente aceptable (bueno, a mi me parece excelente, pero claro yo estoy loca por el barco y por el pintor, así que muy imparcial no soy).

 

Y el resultado es este visto en un par de fotos de esas de antes/después que tanto me gustan

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas7.jpg 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/mas8.jpg 

 

 

... yo pensaba que el palo ya estaba listo, perfecto, a punto de volver a su lugar, pero resulta que ni de lejos, aún falta mucho para darlo por terminado, pero eso os lo cuento en un par de días!!!

 

nosotros nos vamos a aprovechar la tarde, para seguir trabajando, desde luego!!

 

 

 

Restauración 27. Del enrollador al full batten

Escrito por sailingalea 22-06-2008 en General. Comentarios (0)

A pesar de las lluvias, de las bajas laborales, del retraso sobre las fechas previstas –poco- que ya es ineludible... hemos seguido trabajando y tenemos que reconocer que esta etapa es más reconfortante porque los resultados quedan a la vista.

 

Supongo que son cosas que la vida hace que las cosas sean así para mantener el orden y el equilibrio: el trabajo más duro, menos vistoso, más “desagradable” al principio, cuando las fuerzas están intactas, los ánimos por las nubles y la ilusión a flor de piel.

El trabajo aunque igualmente duro, mucho más resultón, más agradecido, al final, cuando las fuerzas están escasas, los ánimos decaen a ratos y la ilusión... bueno, la ilusión sigue a flor de piel, para qué engañarnos

 

Pues lo dicho. Hoy vamos a recorrer en imágenes el camino que nos ha llevado a cambiar el sistema de enrollador de nuestro mástil por un sistema full batten, con carriles.

 

El barco tenía originalmente sistema de enrollador, pero –como muchas otras cosas- no estaba perfecto ni de lejos.  El motor hidráulico parecía que nunca había estado conectado y la vela tenía un sistema de garruchas que utilizaban el cable del interior del palo para subir y bajar de modo convencional.

 

Si queríamos conservar el enrollador teníamos que adaptar las velas y conectar a una bomba hidráulica el motor. Si queríamos un sistema full batten  con un funcionamiento eficiente teníamos que instalar un carril...

 

¿enrollador o full batten ??

 

Hemos oído opiniones de todos los colores, hemos buceado por foros, hemos leído artículos, hemos valorado las facilidades y dificultades de uno y otro sistema atendiendo a que queremos llevar el barco entre los dos...

 

Después de ir cambiando de opinión alguna que otra vez, nos decidimos por la primera de las ideas (es algo que nos pasa casi siempre): pondríamos  full batten; ahora tocaba  enfrentamos a todas las dificultades que se nos venían encima.

 

La primera y más compleja era decidir qué tipo de carril instalábamos y cómo salvábamos el hueco que recorría el mástil de arriba abajo.

 

Tenemos una libreta donde vamos apuntando todo lo que hacemos, compramos, imaginamos... ahí va un esquemilla de los “pensamientos entorno al mástil”

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma1.jpg 

 

El plan A (en el dibujo B) era instalar un carro pensado para ponerlo en palos de carbono, originalmente cerrados. Por su tamaño cubriría el hueco de nuestro mástil: fácil y rápido.  Nos lo desaconsejaron ya que en su opinión no había forma de asegurar que el sistema fuera lo suficientemente fuerte como para aguantar el normal funcionamiento al instalarlo un palo abierto.

 

El plan B con un carril tamaño A modelo low (en el dibujo A low) era instalar una pieza sobre el hueco para cerrarlo y sobre el carro. El problema era que había que pulir todos los cantos de la nueva pieza, el apaño quedaba muy a la vista porque la pieza sería de un color diferente al del mástil y además era menos fuerte.

 

El plan definitivo (en el dibujo A alto) era instalar la misma pieza pero esta vez en el interior del palo con lo que las fuerzas quedaban más controladas. El problema era que el carril debía instalarse en el interior del hueco original que tendría unas paredes de 6mm con lo que un carro normal no funcionaría.

Consultando los catálogos vimos que había un carril con el perfil más alto que los normales. El mayor problema estaba resuelto. Ahora sólo faltaba ver cómo el dibujito se hacía realidad!!!!!

 

El palo original

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma2.jpg 

 

Compramos un tubo de aluminio naval de 5mm de espesor (debía tener suficiente cuerpo para que el tornillo se enroscase lo necesario) de 130mm de diámetro, el mismo radio de la curva del mástil  y 6metros de longitud

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma3.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma4.jpg 

 

Cortamos secciones de 82mm correspondientes a la anchura del carril (22) y la distancia que iba a superponerse a las paredes del mástil (30 a derecha e izquierda)

 

Hicimos agujeros en el palo. Un agujero cada 150mm y 15 mm del borde, en forma de zigzag arriba  y abajo del hueco

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma5.jpg 

 

Introdujimos la sección del tubo de aluminio y la fijamos al mástil para hacer  coincidir exactamente los agujeros con los que ya habíamos hecho en el palo.

Para ello utilizamos el siguiente invento.

Cortamos piezas de 22mm correspondientes al tamaño del carril de modo que en ningún punto, al poner los tornillos, el hueco modificara el tamaño a más o menos

Encima una pieza mayor que al atornillarla aproximaba el tubo al mástil

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma6.jpg  

 

Después sacamos nuevamente la sección del tubo para proceder a hacer rosca en el lugar de cada uno de los tornillos

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma7.jpg 

 

Por otro lado, avellanamos cada uno de los agujeros del palo para que el tornillo quedara perfectamente nivelado con el mástil

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma8.jpg 

 

Y después de todo este quita y pon... por fin instalábamos los primeros seis metros de sección de tubo cerrando el hueco.

 

Hemos utilizado tornillos de inox 316 de M5 x 16  y Duralac para fijarlos y así evitar la electrolisis al poner en contacto dos materiales distintos. Estuvimos barajando la posibilidad de utilizar remaches de monel en lugar de tornillos. El trabajo habría sido más rápido pero estudiando uno y otro sistema parecía que la fuerza de carga del tornillo es mayor y cómo ya no nos venía de unos días más de trabajo, optamos por el tornillo –y el avellanado, y la rosca, y el quita y pon del tubo, etc-

 

Al llegar a la parte más baja del mástil el hueco se hace mucho más grande. Tuvimos que medir exactamente el tamaño y forma para cortar el tubo adecuadamente

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma9.jpg 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma10.jpg 

 

Hacer que el tubo se mantuviera firmemente apretado al palo era más difícil ya que las piecitas que nos habíamos inventado servían. Pues a grandes males, grandes remedios: usamos el gato del coche y funcionó bastante bien.

 

Por fin el palo estaba completamente cerrado. El hueco del enrollador había pasado a la historia

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma11.jpg 

 

Ahora tocaba salvar otro pequeño inconveniente.  El carril tiene exactamente la misma medida que el hueco cerrado, encaja correctamente y sin dificultad, pero el tubo sobre el que va a apoyarse es circular y tememos que el carril no se apoye totalmente y tenga un pequeño movimiento lateral.

 

Para hacer que ese camino en el que irá el carril esté completamente plano, pasamos la fresadora rebajando apenas medio milímetro, lo suficiente para eliminar la curvatura

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma12.jpg 

 

Y por fin el carril!!!!!!

 

Puesto sobre el mástil y fijado por el primer y último tornillo de cada sección (son de 3600mm, las más largas para tener el mínimo número posible de empalmes) marcamos el punto del palo en el que debe ir el tornillo, con una broca del 5, que al ser del tamaño exacto del agujero, nos deja la señal perfectamente centrada.

El carril tiene agujeros para fijarlo cada 100mm.

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma13.jpg 

 

Retiramos el carril y con una broca del 4 hacemos los agujeros a los que después hay que hacer rosca. Aquí hemos utilizado también tornillos de inox 316 pero de M5 x 35

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma14.jpg 

 

Y así, trocito a trocito, el carril se va acomodando en el mástil

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma15.jpg 

 

Y el resultado final es increíblemente parecido a lo que Johan dibujó hace tantos meses, además es fuerte y la fijación perfecta

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma16.jpg 

 

Y el palo ya es otro palo...

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/ma17.jpg 

 

 

 

Esperamos que para quien quiera cambiar el sistema de su mástil este trabajillo pueda servir de inspiración.

 

Por nuestra parte, ya sabéis...

 

Seguimos trabajando