Navegando a vela alrededor del mundo

ESTAMOS VIAJANDO

Escrito por sailingalea 28-09-2009 en General. Comentarios (3)
A veces uno escribe un blog, relata un trocito de su vida... y pasa página y llega a otro estadio del camino... y a veces quedan atrás cosas que no siempre se cerraron como es debido

En el blog de la restauración faltan cosas que explicar.

El Alea zarpó con los interiores todavía "en construcción" y tras muchas millas navegadas todavía no podemos decir que hayamos terminado el trabajo...

Pero la prioridad de este año ha sido NAVEGAR

Y el final del verano, nos vuelve a poner delante de tantos trabajos pendientes!!

Vamos a seguir poniendo guapa a la niña de nuestros ojos y vamos a intentar ir compartiendo con todos vosotros los progresos

Pero para quienes queráis saber dónde hemos andado todo el tiempo que hemos estado tan "desaparecidos" podéis seguirnos los pasos en nuestro otro cuaderno de bitácora, nuestro blog del viaje

besos desde un rinconcito de Grecia




www.viajesaleatorios.blogspot.com


Aleita, o la pequeña Alea

Escrito por sailingalea 05-04-2009 en General. Comentarios (4)

Hoy hemos hecho la primera foto de nuestra auxiliar con su motor fueraborda instalado (Yamaha 4 Hp) en el agua, y me ha parecido un buen momento para escribir un post sobre el tema.

Al ir al archivo a buscar las fotos sobre el tema -las tenemos, o al menos lo intentamos, ordenadas por "materias"- me he encontrado con que hace ya cai dos años que empezamos con esta loca aventura.

Fuimos a ver a Alea al puerto de Valencia un 27 de mayo -de 2007-, el día 28 decidimos comprarla y el día 30 volvimos a encontrarnos con el vendedor para firmar el contrato y convertirnos en los orgullosos armadores de un barco que habíamos buscado durante más de dos años y que por circunstancias de la vida compramos al ladito de casa...

Antes de ese feliz día yo había empezado a juntar moneditas en una hucha, de esas de lata, con cervatillos dibujaditos. Llevaba más de un año reuniendo los cambios de la compra, las monedas que encontraba en los pantalones que Johan dejaba para lavar... en principio yo quería que ese dinero fuera para comprar una rueda de timón de madera, pero Alea ya tenía una que con un poco de amor iba a quedar perfecta, así que finalmente decidimos comprar la auxiliar. El mismo día que íbamos a ir a Valencia a firmar el contrato llevaríamos el dinero (que desde luego no alcanzó para la totalidad, pero fue un empujoncito) y compraríamos la Aleita.

Así que por la mañana procedimos a la apertura de la hucha. Visto con la distancia me parece mágico ese momento y la solemnidad que le dimos... más de un año juntando moneditas... el diario del día dando constancia de la fecha... mi navaja marinera como herramienta perfecta...

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/al1.jpg 

Y Alex y Johan, en la sección contable, a hacer montoncitos

http://sailingalea.blogspot.es/img/al4.jpg 

 

Y con algo más de 350€ en el bolsillo nos fuimos, para volver horas más tarde a casa un tanto deslumbrados, con las llaves del Alea en la guantera del coche y Aleita en el maletero.

Y desde luego, procedimos a montarla para ver que era perfecta

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/al2.jpg 

 

Y a más de 1000 metros de altitud, en medio de los pinos, ya soñábamos con navegar!

http://sailingalea.blogspot.es/img/al3.jpg 

Si en aquel momento nos hubieran dicho que faltaban casi dos años para que la auxiliar realmente navegara, no estoy muy segura de si nos habríamos echado a reír incrédulos o nos habríamos puesto a llorar de pura autocompasión. Afortunadamente la vida te va llevando despacito a los sitios y para cuando te quieres dar cuenta ya ha pasado ese tiempo que en teoría habría sido intolerable y que, a la vista está, has podido esperar... porque todo llega

El 28 de marzo de 2009 el motor arrancó -previo estudio detallado del manual- y Johan, capitán también de Aleita, hizo una prueba en solitario antes de invitarme a un lindo paseo por la bahía.

http://sailingalea.blogspot.es/img/al5.jpg 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/al7.jpg 

 

Ha valido la pena esperar...

http://sailingalea.blogspot.es/img/al6.jpg 

Restauración 42. Nuevo baño

Escrito por sailingalea 23-03-2009 en General. Comentarios (1)

Aquí estamos de nuevo.

Aunque ya nos queda poco que explicar del proceso de restauración y a partir de ahí nos concentraremos en el viaje... todavía quedan algunas cosas importantes que explicar. Además sabemos que el mantenimiento del barco nos va a acompañar siempre: el brico va a ser parte de nuestras vidas.

Hoy voy a hablaros del baño.

Originalmente el Alea disponía de dos baños: uno entre el salón y el camarote de proa y otro en el camarote de popa que era tipo suite. Este último lo hemos sustituido por un pequeño taller en el que poder hacer pequeños trabajos y donde guardar las herramientas y nos hemos quedado con un único baño (sabemos que eso nos obliga a llevar siempre recambios de todo porque le baño es fundamental, pero el taller también nos parecía imprescindible).

El baño es un buen ejemplo de como ha sido el trabajo en el Alea: a primera vista un poco caótico y nada lineal, pero va siguiendo una especie de lógica propia: desmontamos el baño original, pero para pintar las paredes había que esperar a que llegara el momento de chorrear los interiores; compramos el tanque pero no podíamos instalarlo hasta tener el nuevo aislante, teníamos el wc pero teníamos que esperar a cambiar los grifos de fondo...

Al repasar las fotos encuentro que las primeras son de hace más de un año y medio y las últimas de hace apenas unas semanas, pero todo llega y el baño nuevo (junto a la cocina son las dos piezas que hemos hecho completamente nuevas) está estupendo.

A la hora de abordar el diseño del nuevo baño había dos elementos fundamentales que nos preocupaban

1.- el tanque de aguas negras (no había ninguno)

2.- el sistema de recoger el agua de la ducha (en un barco de acero no nos parecía buena idea dejar correr el agua por la sentina y sacarla con las bombas de achique, cuanto menos contacto haya entre el casco y al agua, mejor que mejor)

Con estas dos cosas en la cabeza, empezamos a trabajar

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/b1.jpg 

 

Para empezar desmontamos hasta la última pieza del baño (rotulando los paneles del techo, las maderitas y demás, para poder reponer lo que todavía fuera útil al terminar) y dejamos las paredes peladas... y a pintar con todas las capas.

http://sailingalea.blogspot.es/img/b2.jpg 

Después resolvimos el asunto del tanque. Para aprovechar la curvatura del casco y dejar una pared recta, encargamos un tanque a medida en polietileno (www.boatwide.com) que sigue el dibujo del casco y tiene una capacidad de 95l. Ya explicamos en su momento las dificultades que tuvimos para meter el tanque en el barco

http://sailingalea.blogspot.es/img/b3.jpg 

por suerte sí entró en el baño (aunque apenas sobraban unos milímetros al pasarlo por la puerta y la curva para llegar ahí no fue sencilla) y encajaba perfectamente en su lugar.

http://sailingalea.blogspot.es/img/b4.jpg 

 

hay que ver que carita de cansancio tenía Johan... y que churretes le caen por la cara!

Ahora tocaba hacer uno de los famosos soportes con la T de inox con los que hemos sujetado en su lugar tantas y tantas cosas. El tanque quedaría colgado del techo y sujeto a las paredes del siguiente modo:

http://sailingalea.blogspot.es/img/b6.jpg 

la primera imagen muestra la sujeción al techo

la segunda es una vista desde abajo, donde se aprecia la forma triangular

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/b5.jpg 

 

Ahora tocaba pensar en la ducha... la mejor forma es buscar, leer, hablar; dicen que casi todo está inventado!. Finalmente un amigo nos explicó el sistema que tenía en su barco y convenimos que era perfecto para nosotros: instalar una canalización entre las paredes y el suelo que recoja el agua e instalar un sistema bombearla al exterior... bueno, creo que con unas fotos será más comprensible.

Teníamos que hacer una canalización siguiendo la forma del suelo del baño.

Para ello compramos una sección rectangular de inox de 50x80

Cortamos una parte dejando dos centímetros a cada lado: en el exterior pegaremos con epoxi una madera que hará de unión entre la pared y el vierteaguas y en el interior se apoyará el suelo.

http://sailingalea.blogspot.es/img/b7.jpg 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/b9.jpg 

¡qué faltita hacía chorrear el casco, y qué felicidad que eso ya sea agua pasada!!!

Después soldamos unas salidas en cada una de las esquinas para recoger el agua y al mismo tiempo cortamos en chapa marina de 18mm, la pintamos (con la misma pintura utilizada para las paredes, poliuretano de dos componentes Sigma) y le pusimos unos soportes que debían encajar en la canalización. De este modo podremos desmontar el suelo y acceder al fondo en cualquier momento, comprobar que todo está bien, repasar la pintura, etc.

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/b10.jpg 

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/b15.jpg 

 

Entre tanto, y para que fuera posible desmontar el suelo, teníamos que hacer algún tipo de soporte para el wc (aquel que un día nos regaló un desconocido al que nunca volvimos a ver) que quedará "colgado" de la pared

http://sailingalea.blogspot.es/img/b8.jpg 

 

Una vez instalado el wc y puesto el vierteaguas, tocaba el tanque de aguas grises que recogiera el agua y la bombeara al exterior. Aprovechamos este mismo tanque para recoger el agua que pueda acumularse en la caja de la cadena al recoger el fondeo.

http://sailingalea.blogspot.es/img/b11.jpg 

 

Y por fin! podíamos empezar con la carpintería que finalmente es lo que quedará a la vista ocultando tanto trabajo, tanto tiempo buscando soluciones, tanta pintura y tanto tubo!

Una plancha de chapa marina tapará el tanque (hemos dejado unas aperturas para poder controlar el nivel del tanque y hemos instalado una bombilla lo alumbra y facilita el control), dejando la pieza superior desmontable para poder acceder a las entradas de agua, salida para la limpieza del tanque y salida de respiración, etc haciendo más fácil cualquier reparación.

http://sailingalea.blogspot.es/img/b12.jpg 

 

 

Para acabar, un pequeño banco en el que instalar el lavamanos con un armario en el que guardar lo básico sin quitar demasiado espacio

 

 

http://sailingalea.blogspot.es/img/b13.jpg 

 

Un espejito, una buena mano de pintura... y baño nuevo!!!!!!

http://sailingalea.blogspot.es/img/b14.jpg 

 

Pues eso es todo por hoy... pero no hemos acabado todavía... aunque parezca mentira, seguimos trabajando!!

 

 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

Para todos aquellos que nos seguís desde el principio y para quienes nos acabáis de conocer

 

YA TENEMOS WEB

 

La mayoría sabéis que una de las formas con las que pretendemos ir ganándonos la vida por el camino, es alquilar un par de camarotes que tenemos libres. En la web encontraréis el qué y el cómo y lo que no es menos importante un mapa para seguir nuestros pasos.

 

Esperamos que os animéis a vivir la aventura en directo... y comprobar in situ el resultado de casi dos años de trabajo; eso sí, nada de bricolear a bordo, sólo navegar y disfrutar del mar

 

 

 

 

 

Restauración 41. Las velas

Escrito por sailingalea 12-02-2009 en General. Comentarios (3)

Realmente puedo decir que estos días estamos trabajando mucho. Seguimos en Monastir donde el viento sopla un día sí... y otro también!!!!!!!!!! Hemos terminado la cocina, estamos casi con el baño, el salón tiene hasta cortinas...


Pero no quiero despistarme, que aquí de lo que se trata es de ir siguiendo todos los pasos, uno a uno, del trabajo de restauración y todavía nos quedan muchas cosas en el tintero!!


Hoy voy a hablaros de las alas de Alea: SUS VELAS


Como sabéis el velero tenía cuando lo compramos la mayor enrollable en el mástil y no nos gustaba por lo que decidimos cambiarlo por un sistema convencional y la génova era de garruchas y nosotros preferímos instalar un enrollador. La consecuencia de tanto cambio es que las velas no servían. Podíamos intentar adaptar el génova pero resultaba un poco caro... decidimos poner las dos velas principales nuevas, comprar un génaker -de colorines, con su calceín- y un lazzy-bag para la mayor y mantener de las originales la trinqueta y el tormentín,


Tanto la génova como la mayor (con fullbatten) son de un espesor algo superior a la media y en consecuencia algo más pesadas. Seguimos manteniendo la idea de navegar hacia el Norte dentro de un par de años y queríamos buenas velas para el tiempo más duro... además esperamos que así el rendimiento en el tiempo sea mejor, y al fin yal cabo no vamos a ser regateros; no tenemos prisa en llegar!!!


El presupuesto de la reparación del barco se ha ido multiplicando del mismo modo en que aumentaba el tiempo necesario para llevarla acabo... así que después de mirar en muchos sitios y de hablar con amigos que llevan tiempo navegando, decidimos comprarlas en Lee Sails (empresa situada en Hong Kong) a través de internet.


Aun sumando los costes de envío, el IVA, las tasas... el precio era la mitad que la mayoría de las ofertas europeas; el servicio estupendo, la puntualidad alucinante!!!! en resumen, estamos contentos con la decisión.


El día exacto en que Helen Fung dijo que las velas llegarían a nuestras manos... llamó el repartidor de la mensajería (no me voy aolvidar que el eficiente trabajador de DHL me despertó poco después de las 7 de la mañana para preguntar si estábamos en casa porque venía con un paquete!!!). Otra vez los Reyes Magos fuera detemporada.




Como hemos puesto el sistema de carriles de Harken, para empezar tuvimos que montar los carriles




habíamos enviado a Honk Kong la parte del carro que se monta en la vela,en la que deben ir los sables, para que los montaran directamente. Los carros intermedios los instalamos nosotros sobre la cubierta, con nuestra “máquina de coser manual”.







Después tocó montar los battens o sables (que cortan como una cuchilla de afeitar, los condenados, por lo que se recomienda no olvidar unos buenos guantes).



Y entonces SÍ


La emoción de ir subiendo la génova poquito a poco hasta tenerla arriba



Y ver como la mayor va ganando altura




Y las agujetas


Y las risas


Y las ganas de ver las velas desplegadas pero de verdad, con todo el mar por delante...


los últimos días antes de partir fueron duros, pero vistos desde la distancia, felices y plenos, como todo el camino recorrido entre los tres, el barco y nosotros, el equípo Alea!!!



y aunque parece imposible... aun tenemos que seguir trabajando!!!!!!

Restauración 40. Las bombas de achique

Escrito por sailingalea 01-02-2009 en General. Comentarios (1)

quí estamos de nuevo!!!

Hoy voy a contaros las bombas de achique que nos acompañan en el viaje, esas grandes amigas sin las que no quieres partir y que están llamadas a ser las que mejor vivan de todo el barco ya que esperamos que no tengan que trabajar nunca!!!


Un poco de historia:

cuando el Alea llegó a nuestras manos tenía dos bombas de achique: una manual yuna eléctrica. La eléctrica tenía muy poco caudal y no estabaconectada (a ningún sitio, ni eléctricidad ni salida al exterior) yla manual estaba en funcionamiento… pero la manguera que debíadirigir el agua fuera del barco la enviaba directamente ¡ al interior de uno de los armarios de la cocina ¿???? !!!!!!


En fin, en la línea general del pobre velero

  

Hecho un pequeño estudio sobre la situación decidimos restaurar la bomba de mano que estaba bien perohecha una verdadera pena y sustituir la eléctrica por dos nuevas.


Una pequeña (bombea 3.000 l/h) que hade servir para cantidades poco importantes y que consume poquita  electricidad; la hemos montado sobre una tabla de madera pintada conla misma pintura estanca que utilizamos para el tanque de gasoil.

Una grande que habrá de ayudarnos encasos más… graves; ésta última es capaz de bombear 12.000 l/h.




En cuanto a la bomba manual bastó con desmontarla y ponerse unos buenos guantes y trabajar con agua y un desengrasante potente, volver a pintar el soporte e instalarla de    nuevo, eso sí, con nuevos tubos, nuevas abrazaderas…







Decir solamente que en el caso denuestro barco -en el que el fondo está atravesado transversalmente por vigas de acero- ha sido muy importante al pintar tooodas las capas que hemos ido poniendo, prestar atención para que los pequeños pasos de agua que hay abiertos quedaran libres de pintura y sin obstrucciones y así permitir que el agua llegue realmente a las sentinas y no se quede acumulada en lugares difíciles dedescubrir!!!!


Y ahí os dejo uno de esos escalofriantes “antes/después”




Nosotros seguimos trabajando… las bombas de achique esperamos que NO!